Me encanta el profesor de filosofía, el mortal, el catalán…

Advertisements

…y sus villancicos!

Me seduces …

Te espero, hace ratos te estoy esperando, no me importa si llevas por nombre Merlot, Cabernet, Sauvignon, Tempranillo, Malbec; sólo ven…

Me gustan esas personas que se acercan y se alejan sin mediar palabras, te dejan pensando. Luego se te aparecen con su mejor máscara, y se hacen que no sucedió nada, en mí ocurre la concupiscente inconclusión…

Has despertado el deseo epistolar,  yacía comatoso en lo profundo de mi ser…

tr. Sentir y percibir la mueca de las palabras.